recuerdos.

Abrís los ojos y está la luz, pero no están ni la luna sobre la cama, ni el nombre en los labios. Te armás la rutina diaria, consciente de los huecos que no podés llenar. Sin los buenos días, ni las canciones por mensaje de texto. No hay búsqueda entre tus contactos conectados, porque sabés de antemano que no está ahí. No está, ni va a volver a estar. Te repetís que hiciste bien en borrar todo rastro de su nombre. Nada de mensajes archivados, ni conversaciones. Escondés las pocas fotos que tenías, y agradecés en voz baja y con tristeza que nunca te sacaste una a su lado. Agradecés también no haber comprado tu perfume, que antes fué de ella. Limpiás el cuarto y encontrás el cuaderno donde escribiste toda la historia. Y tenés ganas de leer, y recordar, y trazarte el mapa mental de todo lo que paso entre ustedes. Pero no lo hacés. Guardás ese cuaderno en el fondo de la valija que nunca usás. Sacás del celular todas las canciones que le dedicaste, las que le ibas a dedicar, y las que te recuerdan todos sus gestos. Escuchás a tus amigos decir “Te lo dije”. También lo dice una voz interior. Temblás, llorás a solas y en silencio. Y cuando llegan los demás, solamente estás cansada. Sonreís como siempre. Solamente porque sí.

Y cuando te tirás a dormir por la noche, te das cuenta y te golpea. No hay forma alguna de esconder, romper, eliminar, evitar ni olvidar todo lo vivido, o el amor.

Advertisements

One thought on “recuerdos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s