Nueve Viento

Me hablan los amaneceres de un año que comienza, de las luces del este, del llamado del futuro.
Pero estoy adormecida entre las sabanas, que como mis sueños, se arremolinan, se vuelven huracán.
Quizá si pudiera despegarme de las cosas que pienso, podría ver con claridad que es lo que siento.
Pero… ¿y si no me gusta lo que siento?
Siempre me percibí como alguien mental. No puedo sino buscarle las mil caras a cada cosa que pasa por mis ojos. No siempre funciona bien. A veces me encierro tanto en mi, que olvido donde mis pasos se cruzan con los de alguien mas, o simplemente, todo es mejor acá arriba, en mi cabeza, que en mis manos, donde la torpeza y los cansancios tienen mas fuerza.
No reniego de mi naturaleza taciturna y silenciosa, esa que me lleva a transitar pensamientos detrás de ojos abiertos.  Y si en esta tarde me encuentro escribiendo sobre mis cansancios, es porque encuentro mi reflejo en cada esquina de esta casa, de esta tierra, de este viento del sur. Porque me despiertan las voces conocidas, alguna caricia perdida, el sabor de una tarde como esta: fresca y ardiente, con sabor a eucaliptus, con olor a incienso quemado.
Quizá sea hora que esta serpiente despierte nuevamente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s