huracán

¿Porqué sonreís así, muñequita de metal? ¿Es que no ves que tus filos me cortan los ojos? Ya no siento más que el sabor de tus reflejos eléctricos  ¿A donde salís corriendo en esta vuelta? ¿Quien tendrá la suerte de levantarte del costado de la ruta en este amanecer? Alguien te va a notar entre los destellos anaranjados, y haciendo caso omiso del oxido en tus labios, y el sabor a sangre de tu lengua certera, va a llevarte mas allá  lejos de esta ciudad. Ya huiste tantas veces… ¿A donde llegaste? ¿De que te sirvió, sino para volver? Te tatuaste las palabras del amor, un lenguaje que no conocías  y cuando te fue entregado el mundo, temblaste sin control. Nada que te sea dado te es suficiente. Siempre querés lo que no podés tocar. Por eso te movés tan rápido, por eso bailas sin control, hasta que te echan a la calle, hasta que te esfumás con el primer sol.Siempre intentando capturar lo incapturable. Lo efímero de cada momento. ¡Y así te perdés de tantas cosas tanto mas infinitas! Y así te perdés de lo perfecto de este perfume que se mueve con el viento y se mete en los pulmones. Te perdés del aire entre nuestros labios. Te perdés de mi.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s