m.a.g.i.c.

Me gusta escribir sobre el amor. Me gusta porque las imágenes se vuelven claras, llenas de luces de verano, de perfumes nuevos y frutados. Me lleno de labios rosados, de sonrisas que no necesitan ni marcos para ser cuadros perfectos.
Antes me dolía el mundo. Realmente me dolía no poder sonreír. Así que pregunte a alguien porque si lo tengo todo, me cuesta tanto ser feliz. Me contesto que quizá espero algo extraordinario, algo grandioso. Pero que lo increíble es una forma de mirar al mundo. No sucede todo el tiempo, y cuando llega a nuestras vidas, llega como un golpe inesperado.
No se puede forzar el cambio de los ojos, el nuevo aire en el corazón  la lluvia entre las venas. No se puede forzar a la magia a aparecer. Se puede, si, seguir viviendo, despacio, suave, con una canción sonando detrás de los labios sonrientes. Y creer que detrás de un amanecer como este, se oculta algo mas. Que cada esquina nos esperan barricadas, que cada mirada es un gesto de amor.
Mientras tanto, en mi cuarto está escrito (y en el costado de mi corazón también) : “Those who do not believe in magic, will never find it”. Y yo canto la canción de aquel verano, que dice que a los monstruos se les canta para domesticarlos, y que el mundo está lleno de magia.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s