pasos

A nadie le dan un manual sobre la vida. No nos dicen que mirar en las personas, como distinguir las cosas que valen la pena de las que no, nadie nos explica la sutil diferencia entre las palabras y los actos. Vamos dando tumbos, adivinando, jugando dados con el destino. Tratamos de actuar acorde a los latidos, a las pulsaciones internas. Y a veces caemos. Porque notamos las grietas en nuestros ojos, porque somos conscientes de la fragilidad de las palabras, de los abismos entre quienes dicen que caminarían por fuego para llegar a vos, y quienes llevan las silenciosas quemaduras en los pies. Y asi, cortados por esas cosas que se dicen sin sentir, o agobiados por las culpas que surgen de no hacer las paces con el pasado. Así de ajados, llegamos a un par de brazos que podemos llamar hogar.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s