howl

A veces podría jurar que escuché mi nombre con una voz conocida. Y al girar y mirar hacia afuera, puedo observar solo la noche silenciosa. Salgo a caminar entre calles iluminadas por el calor de un verano que recién se asoma en mi piel. Cada esquina guarda un recuerdo, una persona que fui. No me siento caminando, sino errando sobre la piedra gastada de la ciudad, como flotando, como soñando que no estoy en mi cama y preguntándome que otra cosa podría hacer hoy.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s