lluvia

Las noches como hoy siempre generan en mi una sensación extraña. Me aliviana la limpieza, pero me lleno de brumas y humedades. Quedo atrapada entre las ganas de encerrarme y negarme al exorcismo de las aguas, y las ganas de salir a bailar como aquella noche de verano o la película de Gene Kelly. Es que el agua tiene esa dualidad de estaca y dinámica en simultáneo. Y yo soy un poco como eso. Hay profundidades oceánicas que nunca van a conocerse, y ríos suaves y dulces como una sonrisa. Noches como esta me dejan al descubierto porque quedo dividida entre dos cursos de acción. El agua que corre deja al descubierto las heridas lavadas, las rocas que el agua logró desintegrar. Y en los nuevos margenes de mis ojos, llevo una nueva luz.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s